DESCARGA EL EJERCICIO QUE TE GUIARÁ EN LA DIRECCIÓN CORRECTA

Realiza el primer paso del método usado por las personas más exitosas para lograr sus objetivos. +15 preguntas que te ayudarán a crear tu vida ideal

Invierte en ti (Parte 2) – Crecer como persona                  

por | Nov 12, 2018 | Mente | 7 Comentarios

En este post expondré los beneficios de invertir en ti mismo para poder crecer como persona.

 La Inversión es tu solución

 

—Mi trabajo no me gusta ni siquiera un poco y quiero renunciar, pero no sé cómo hacer la transición, ni tampoco a qué debería dedicarme—me confesaba un amigo hace un par de días.

—Ok, no sabes a qué dedicarte…— le contesté.

—Así es, no tengo ni idea.

—Bueno, primero que todo, ¿cuáles crees que son tus mayores talentos, tu vida ideal y los valores más importantes en tu vida? ¿Además, a dónde te gustaría estar en 5 años más?

Con sorpresa me confesó que no sabría responder a ninguna de esas preguntas.

Dado que luego de hacerle otras preguntas más, ya había entendido cuál era el problema en su situación, le pregunté:

—¿Cuántas horas a la semana has invertido en sentarte a pensar, investigar y aclarar a qué te quieres dedicar o qué es lo que te gustaría lograr?”

Entre risas, me respondió contundentemente:

 

—Redoble de tambores…He invertido la impresionante suma de…CERO horas.

Luego de su respuesta y sin necesidad de agregar más, él mismo comprendió que deseaba mejorar su situación, sin hacer nada al respecto.

Quería resultados (saber qué hacer con su vida) sin ponerle el tiempo y las acciones necesarias para aclararse.

Por algún motivo, estaba ESPERANDO que todas las respuestas le cayeran del cielo sin hacer nada al respecto y precisamente ese era el motivo por el cual llevaba AÑOS insatisfecho en su trabajo sin poder cambiar.

Luego de entender su error, en sus propias palabras y entre risas declaró:

—¿Cuán ridículo es que pretenda encontrar una solución sin siquiera invertir 1 hora a la semana a sentarme a aclarar mis pensamientos e investigar al respecto? ¿Y por qué si en otras áreas de la vida como en nuestra salud o en cuestiones domésticas uno busca especialistas, en otros aspectos tan importantes como nuestra vocación y vida laboral uno no es capaz de invertir el tiempo ni el dinero en asesorarse con alguien que tiene conocimientos en el tema?

Como has apreciado en esta conversación que ocurrió hace un par de semanas y que te acabo de contar, el error más común que cometemos es sentarnos a ESPERAR que las cosas mejoren y que las solucionen lleguen, sin embargo, como mi amigo confesó esto es ridículo.

Es necesario invertir nuestro tiempo en acciones concretas que nos permitan mejorar, crecer como persona, desarrollarnos y solucionar todo problema y desafío que se nos ponga por delante.

 

Crecer como persona

 

En el artículo anterior (invierte en ti parte 1), vimos porqué la inversión en uno mismo es fundamental para crecer como persona y para obtener excelentes resultados en las distintas áreas de nuestra vida.

No obstante, muchas veces nos enfrentamos a diversos problemas que nos abruman y cometemos el error de gastar nuestro tiempo en acciones que no nos aportan absolutamente nada: quejas, justificaciones y excusas. (¡Yo solía hacerlo constantemente!)

Si eres de aquellos que también se queja, justifica y excusa, debes saber que esto definitivamente NO es invertir tu tiempo en ti mismo.

Sin embargo, si cambias de mentalidad, logras invertir constantemente en ti, y empiezas a crecer como persona mediante acciones que te generan valor, esto no solo se traducirá en una mejora constante en tus relaciones interpersonales, finanzas, salud y situación laboral sino también en una disminución de tus problemas.

 

¿Una disminución de mis problemas?

 

¡Así es!

Para dejarlo claro, te citaré un texto del libro “los secretos de la mente millonaria” de T. Harv Eker

“El secreto del éxito [en cualquier área] no es tratar de evitar los problemas ni deshacerte de ellos; tampoco acobardarte ante ellos. El secreto es crecer tú de forma que seas más grande que cualquier problema.”  

Y al respecto te doy un ejemplo basado en este libro:

Si fueras alguien con una firmeza mental y una actitud de nivel 2 (en un rango del 1 al 5, donde 1 es el más bajo), y se te presentara un problema de nivel 3, ¿cómo crees que te sentirías frente a este problema? Definitivamente te sentirías frustrado, superado y agobiado por este “GRAN PROBLEMA”.

Ahora, pongamos que has estado invirtiendo en ti mismo muchos meses y por lo mismo has crecido hasta convertirte en un individuo de nivel 4. Ahora, exactamente el mismo problema anterior de nivel 3, ¿cómo crees que te parecería?

¿Sería un gran problema o un pequeño problema?

Increíblemente, ahora el mismo problema que antes te parecía un GRAN problema, se convirtió en uno pequeño, porque él es de nivel 3 y tú de nivel 4.

Ahora para terminar, imagínate que seguiste invirtiendo en ti mismo y creciendo tanto que te has convertido en un individuo de nivel 5.

Y bien, ¿ahora qué te parecería ese mismo problema de nivel 3?

Y la respuesta es que probablemente me dirías ¿de qué problema me estás hablando?

Exactamente. Ahora el mismo e idéntico problema que antes era “un gran problema”, no es ningún problema en lo absoluto, a tal grado que ni siquiera lo notas.

Resolverlo es tan simple como ponerte tu pantalón por las mañanas o cocinarte la compleja receta de: un pan con queso.

Como puedes ver, mientras más inviertas y crezcas como persona, más preparado estarás para afrontar todo tipo de problemas, e incluso lograrás que algunos problemas desaparezcan y dejen de considerarse como tal.

 

La importancia de retrasar la gratificación.

 

¿Te ha pasado alguna vez que querías hacer ejercicio o realizar alguna tarea que tenías pendiente, pero finalmente caíste en la tentación de sentarte en el sofá a ver TV y comer chocolate o simplemente te decidiste por buscar otra distracción en vez de realizar lo que debías?

¿Cómo te sentiste?

Por lo general, este tipo de acciones se sienten muy bien y placenteras al comienzo, pero a largo plazo pueden hacerte sentir muy culpable, disminuir tu autoestima y tener efectos adversos.

Muchas personas dejan de invertir lo suficiente en si mismos porque no ven resultados inmediatos y se dedican a realizar acciones que únicamente les reportan goce y placer en el corto plazo.

No te alarmes, porque no estás solo en esto.

Lo que te acabo de contar es muy común, e incluso tiene un nombre, y es lo que se conoce como gratificación instantánea.

Aquellas cosas que nos brindan gratificación instantánea suelen generar dependencia debido a su beneficio inmediato, lo que refuerza la acción.

El problema, es que la mayoría de las acciones basadas en la gratificación instantánea, a pesar de ser agradables en el corto plazo, generan resultados poco favorables a largo plazo.

Por lo tanto, si eres de aquellos que se dice a si mismo “quiero crecer como persona”, más te vale que tengas cuidado con estas acciones, de lo contrario puede que termines empeorando más que mejorando y creciendo.

Estos son algunos ejemplos de acciones basadas en la gratificación inmediata:

  • Comerte un chocolate cuando estás a dieta.
  • Ver TV o la última serie de moda en vez de ejercitarte cuando regresas del trabajo.
  • Salir con los amigos en vez de quedarte estudiando para tu próximo examen.
  • Derrochar el dinero, en vez de ahorrarlo para tener seguridad, tranquilidad y más OPORTUNIDADES en el futuro.
  • No tener una conversación necesaria —pero incómoda—y hacer como si nada hubiese pasado.
  • Consumir comida rápida en vez de comida saludable.

Todas las acciones del ejemplo anterior son muy agradables al comienzo, pero a la larga pueden causar resultados desastrosos.

Algunas de las consecuencias de buscar gratificación inmediata son adquirir o agravar comportamientos evasivos tales como la procrastinación, ansiedad, déficit atencional, hiperactividad e incluso depresión, con todo lo que ello conlleva.

Por lo tanto, lo que te recomiendo es precisamente lo contrario a la gratificación instantánea, que es donde se encuentra la clave para invertir en uno mismo constantemente, sin desmotivarse.

De lo que te hablo es de la gratificación aplazada o retrasada (en inglés se conoce como “delayed gratification” y diversos autores han ocupado este concepto).

La gratificación aplazada consiste en la habilidad de resistir la tentación de un placer inmediato causada por nuestros impulsos iniciales, y en cambio, esperar para lograr una recompensa mayor en el futuro.

Esto se logra siendo pacientes, teniendo control de impulsos y mucha fuerza de voluntad.

Se da cuando a pesar de no tener ganas, te levantas de ese sofá y sales a trotar en pos de un cuerpo más sano.

Los primeros minutos de la corrida quizás no los estás disfrutando, sin embargo, al terminar te sientes orgulloso, más sano y motivado. Te decidiste por la gratificación aplazada en vez de la gratificación inmediata.

Estos son algunos ejemplos de situaciones en las cuales la gratificación aplazada es necesaria para lograr un beneficio mayor:

Ejemplos:

  • Los esfuerzos de 7 años de un estudiante de medicina se reflejan recién al octavo cuando puede ejercer profesionalmente.
  • Un ganador del premio nobel de ciencias (o cualquier otro) tuvo que estudiar, experimentar e investigar durante años antes de realizar sus grandes descubrimientos y teorías.
  • El nacimiento de un hijo es producto del sacrificio de una madre por 40 semanas.
  • Ganar una medalla olímpica es el producto de años de entrenamiento y disciplina.
  • Las cosechas, se obtienen después de muchas semanas de haber realizado la siembra.
  • El éxito de las personas famosas es el resultado de años de esfuerzo en silencio.
  • Un movimiento comienza con unos pocos idealistas, y pueden pasar meses e incluso años antes de ganar miles de adeptos y convertirse en una verdadera revolución, (ej: la revolución francesa).

 

Ser paciente y NO esperar que todo lo que haces hoy tenga resultados inmediatos el mismo día, y ser consciente de que vale la pena invertir en ti mismo incluso cuando no ves resultados a corto plazo es lo más difícil y al mismo tiempo lo más beneficioso de hacer.

Un deportista debe seguir entrenando aun cuando no vea resultados inmediatos en los partidos o competiciones, un estudiante debe priorizar los estudios por encima de distraerse con sus amigos y un idealista debe mantenerse fiel a su causa incluso cuando lo más cómodo sea renunciar

Aunque no siempre seamos conscientes de ello, las acciones que realizamos HOY (buenas o malas), son precisamente las causantes de los resultados (positivos o negativos) que veremos en el futuro, ya sea dentro de algunos meses o quizás algunos años.

Dentro de los beneficios que diversos libros han descrito del concepto de la gratificación aplazada nos encontramos con el éxito académico y laboral, mayores competencias sociales, mejor salud mental y salud física, entre otros.

Como viste en los ejemplos de más arriba, los mejores resultados son producto del aplazamiento de la gratificación, por lo tanto, es clave ser conscientes de los beneficios de invertir en nosotros mismos mediante esfuerzos y sacrificios en busca de un bien futuro, no inmediato.

Quizás ahora estés pensando “Sí, quiero crecer día a día como persona y obtener resultados beneficiosos en el futuro, pero también quiero disfrutar del presente”.

 

Al respecto hay que entender tres cosas:

 

  • Para obtener grandes beneficios, también debes renunciar a ciertas cosas: Debes aprender a priorizar y entender que no puedes tenerlo todo al mismo tiempo, sobre todo mientras construyes los cimientos de un futuro mejor.

No puedes estudiar para un examen mientras vas a tomarte una cerveza con tu pareja o amigos. No puedes destinar el mismo tiempo a comerte una hamburguesa en el sofá y salir a correr a la vez. Debes elegir y priorizar.

 

  • Incluso renunciando a ciertas cosas, puedes disfrutar del presente: Como eres un ser humano, tú también tienes la capacidad de decidir si quieres ver el vaso vacío, o en cambio verlo medio lleno y disfrutar de tu situación actual. Lo ideal es encontrar un balance sano entre aplazar la gratificación y permitirte algunos placeres en el corto plazo.

 

  • Invertir en ti mismo, a largo plazo causa más satisfacción: El ser consciente que tomas decisiones sabias para tu futuro e inviertes en ti, produce por lo general más satisfacción que simplemente buscar la gratificación inmediata, porque te da la seguridad de que cada día creces más y te armas de herramientas que te servirán por siempre, no solo un instante.

 

Además, no olvidemos que la gratificación aplazada, por definición, consiste en resistir la tentación de un placer inmediato, para posteriormente alcanzar un beneficio o bien MAYOR, que te causará mucha más realización en el largo plazo.

 

¿Quieres sobresalir?

 

Si quieres sobresalir, debes tener en cuenta que la clave para lograr una vida sobre el promedio es mejorar quién eres y convertirte en una persona sobre el promedio.

Deberás poseer conocimientos más abundantes que la media, tener una actitud sobre la media y desarrollar habilidades mejores que la media de las personas.

Por lo tanto, no desees menos desafíos, aspira a mayor sabiduría.

No busques controlar al resto y a tus circunstancias exteriores, busca dominarte a ti mismo.

No esperes que la vida sea más fácil, añora ser más habilidoso para resolver los obstáculos que se te presenten.

NOTA: Tener una vida “sobre” el promedio es algo subjetivo y, por lo tanto, varía de persona en persona. Todo lo escrito es una mera opinión que tiene el objetivo de generar una reflexión y beneficios para el lector 🙂

 

Nunca había sido tan fácil invertir en ti

 

¿Recuerdas esas películas antiguas sobre cómo era la vida algunos siglos atrás?

A mi siempre me llamaba la atención, que todo aquel que quería adquirir conocimientos e invertir en si mismo, la tenía difícil.

Los conocimientos eran difíciles de adquirir.

Debías ser de la alta alcurnia, acceder a algún escrito con información valiosa, o si tenías suerte, podías encontrar un maestro de quien aprender.

Hoy en día, por el contrario, vivimos en una era llena de información y acceso a todo tipo de conocimientos con más facilidad que nunca.

Con las nuevas tecnologías e internet, hoy en día imagínate lo fácil que es acceder con un solo clic a:

  • Libros en internet o en papel
  • Videos explicativos (YouTube)
  • Tutoriales online
  • Audios (si no te gusta leer incluso tienes audio-libros)
  • Cursos en línea
  • Conferencias en video de mentes brillantes (TED)
  • Todo tipo de universidades e institutos
  • Influencers que enseñan sobre diversos temas

 

Como puedes ver, ya no hay excusas.

En la actualidad está en nuestras manos y en las de nadie más tomar la decisión de destinar nuestro tiempo a cosas que nos acerquen a nuestras metas, o destinarlo a aquellas que nos alejan.

Destinarlo a aquellas cosas que nos causan gratificación a corto plazo (gratificación inmediata), o a largo plazo (gratificación aplazada).

Y es que en la era de la información, la ignorancia es una decisión.

Según Robin Sharma, autor de diversos libros con éxito total en ventas, las personas mediocres aman la distracción y entretención. Los líderes aman el aprendizaje y la educación.

Por lo tanto, si quieres ser un líder en cualquiera que sea tu área de disciplina o trabajo, debes hacerte la pregunta: ¿cuánto tiempo invierto en distraerme-entretenerme, y cuánto en educarme-aprender?

Invertir en ti = Invertir en el resto

 

En lo personal, muchas veces me sentía egoísta por querer preocuparme de mi propio bienestar sabiendo que hay otras personas en peores circunstancias que yo. Me sentía culpable por no pensar lo suficiente en el resto y ponerme en primer lugar.

Luego me di cuenta, que esto no tenía nada de malo.

Por supuesto, querer ayudar a los demás es lo más lindo y gratificante de hacer. Y es nuestro deber como humanos hacerlo en cada ocasión posible.

Sin embargo, ¿sabes cuál es el peor MAL que le puedes hacer a los demás?

Lo peor que les puedes hacer a quienes te rodean es no preocuparte de ti mismo, porque al NO hacerlo, no solo es mucho más difícil que puedas contribuir a quienes lo necesitan, sino que además te conviertes en una carga.

Te conviertes en una carga para todo quien se encuentra cerca de ti.

Y sin darte cuenta, comienzas a transmitir la insatisfacción que sientes contigo mismo a través de:

  • Tus palabras
  • Tu actitud
  • Tus inseguridades
  • Tus miedos
  • Tu envidia
  • Tus quejas

 

Por lo tanto, si quieres ayudar a los demás, primero debes ayudarte a ti mismo hasta encontrarte en el lugar correcto.

De esta manera puedes dejar de ser una carga, y comenzar a servir y ayudar a los demás, porque todas tus acciones ya no provienen de un lugar de insatisfacción y rencor, sino que provienen de un lugar mucho mejor: un lugar de realización, satisfacción y -aunque suene cursi- de un lugar de amor por ti mismo y los demás.

Ahora ya estás listo para contribuir y servir al resto.

Piénsalo…si has invertido en ti y has llenado tu caja de herramientas de todo tipo de materiales e instrumentos, ¡eres mucho más útil para el resto!

Mientras más crezcas e inviertas en ti, más podrás:

  • Ser un mejor padre
  • Ser una mejor pareja
  • Ser un mejor alumno
  • Ser un mejor profesional
  • Ser un mejor colega
  • Ser un mejor hijo – mejor hermano
  • Ser un mejor amigo
  • Ser una mejor persona
  • Ser un mejor ejemplo

En resumen, lograrás ser un mayor aporte a la sociedad y a todos quienes te rodean.

Si ya tienes muchos más recursos para ayudar a los demás porque te has convertido en alguien más grande que sus problemas, ya estás en condiciones de transmitirle esos conocimientos al resto.

 

Ahora, al revés

 

Si bien la regla general dice que mientras más inviertas en ti, más podrás invertir en el resto, lo lindo de esto es que funciona de igual manera a la inversa.

Si señores, cuando ayudas a los demás, ¡te estás ayudando a ti!

Como seres humanos, hemos sido diseñados (afortunadamente) para sentir satisfacción y gran placer al ayudar a los demás.

Cada vez que ayudamos a otra persona, nuestro cuerpo libera oxitocina, una hormona que, de acuerdo con diversos estudios, está relacionada con mayores niveles de felicidad y placer; más generosidad y unión. Y por si fuera poco también genera una reducción de diversos malestares físicos, mentales y adicciones.

Por lo tanto, ayudar a otros en momentos difíciles, puede ser el mejor remedio para sentirte mejor, olvidarte de tus problemas por un minuto y al mismo tiempo contribuir con quien lo necesita.

***

Ahora cuéntame, ¿qué te ha parecido este artículo? 😊

¿Estás invirtiendo en ti mismo? ¿Eres más grande que tus problemas?

¿Logras crecer como persona mediante la gratificación aplazada?

Nos vemos en el próximo post!

ULTIMOS ARTICULOS

 

El mejor artículo sobre la ley de atracción

El mejor artículo sobre la ley de atracción

DESCARGA EL EJERCICIO QUE TE GUIARÁ EN LA DIRECCIÓN CORRECTA Realiza el primer paso del método usado por las personas más exitosas para lograr sus objetivos. +15 preguntas que te ayudarán a crear tu vida idealLey de atracción para personas escépticas.   Muchos...

Reflexiones de la Vida

Reflexiones de la Vida

DESCARGA EL EJERCICIO QUE TE GUIARÁ EN LA DIRECCIÓN CORRECTA Realiza el primer paso del método usado por las personas más exitosas para lograr sus objetivos. +15 preguntas que te ayudarán a crear tu vida idealEl día de hoy vamos a ir directo al grano. Vamos a hablar...

¿Cómo tener más energía?

¿Cómo tener más energía?

DESCARGA EL EJERCICIO QUE TE GUIARÁ EN LA DIRECCIÓN CORRECTA Realiza el primer paso del método usado por las personas más exitosas para lograr sus objetivos. +15 preguntas que te ayudarán a crear tu vida ideal"Somos lo que hacemos repetidamente. La excelencia,...

Si no sabes qué hacer con tu vida lee esto

Si no sabes qué hacer con tu vida lee esto

DESCARGA EL EJERCICIO QUE TE GUIARÁ EN LA DIRECCIÓN CORRECTA Realiza el primer paso del método usado por las personas más exitosas para lograr sus objetivos. +15 preguntas que te ayudarán a crear tu vida ideal SI NO SABES QUÉ HACER CON TU VIDA LEE ESTO   Debo...

13 cosas que las personas fuertes de mente no hacen

13 cosas que las personas fuertes de mente no hacen

DESCARGA EL EJERCICIO QUE TE GUIARÁ EN LA DIRECCIÓN CORRECTA Realiza el primer paso del método usado por las personas más exitosas para lograr sus objetivos. +15 preguntas que te ayudarán a crear tu vida idealIntroducción Enfrentar los problemas que la vida nos pone...

Cuidado de la salud – Así deberías alimentar tu MENTE

Cuidado de la salud – Así deberías alimentar tu MENTE

DESCARGA EL EJERCICIO QUE TE GUIARÁ EN LA DIRECCIÓN CORRECTA Realiza el primer paso del método usado por las personas más exitosas para lograr sus objetivos. +15 preguntas que te ayudarán a crear tu vida idealCuidado de la salud   ¡ATENCIÓN! Este no es un...

¿Qué son los valores?

¿Qué son los valores?

DESCARGA EL EJERCICIO QUE TE GUIARÁ EN LA DIRECCIÓN CORRECTA Realiza el primer paso del método usado por las personas más exitosas para lograr sus objetivos. +15 preguntas que te ayudarán a crear tu vida ideal ¿Qué son los valores?Son muchas las personas que tienen la...

Qué es propósito – Por qué admiro a los médicos y abogados

Qué es propósito – Por qué admiro a los médicos y abogados

DESCARGA EL EJERCICIO QUE TE GUIARÁ EN LA DIRECCIÓN CORRECTA Realiza el primer paso del método usado por las personas más exitosas para lograr sus objetivos. +15 preguntas que te ayudarán a crear tu vida idealCon cariño para cada uno de los abogados y médicos o para...

Qué es pasión – Lo que nadie te cuenta

Qué es pasión – Lo que nadie te cuenta

DESCARGA EL EJERCICIO QUE TE GUIARÁ EN LA DIRECCIÓN CORRECTA Realiza el primer paso del método usado por las personas más exitosas para lograr sus objetivos. +15 preguntas que te ayudarán a crear tu vida ideal Probablemente tú también te has hecho la pregunta del...